Corto

Impotencia

Impotencia


La impotencia es una disfunción sexual específica de los hombres. Tiene un fuerte impacto en la vida de una pareja y frustra a los hombres debido a la incapacidad de conocer a sus parejas, pero no a ellos mismos. Además del hecho de que es un problema médico que también afecta la fertilidad, también tiene profundas implicaciones psicológicas que pueden dejar huellas profundas en la salud del hombre. ¡Descubra cómo tratarlo y cuáles son las causas más frecuentes en su base!

¿Qué es la impotencia?

El término médico para la impotencia es disfunción eréctil. Representa la incapacidad del hombre para tener una erección o mantener la erección el tiempo suficiente para alcanzar el orgasmo. Tal persona se llama impotente.

¿Cuáles son las causas de la impotencia?

Las causas subyacentes a esta disfunción eréctil son tanto orgánicas como psicológicas. Se considera que en el 70% de los casos la causa es fisiológica, y en el 30% es de naturaleza emocional.

En casos de impotencia emocional, hay razones subyacentes a la condición, tales como:

  • fatiga;

  • la tensión;

  • depresión;

  • se preocupa por la relación de pareja.

Las causas físicas ocurren especialmente en hombres mayores. Estos incluyen:

  • la diabetes;

  • problemas de tiroides;

  • problemas renales;

  • presión arterial alta

  • lesiones de los vasos sanguíneos y nervios;

  • cirugía pélvica o trauma;

  • tabaquismo excesivo;

  • efectos secundarios de medicamentos;

  • abuso de alcohol y alcoholismo;

  • esclerosis múltiple

  • cáncer de próstata

  • trastornos hormonales

  • infecciones;

  • la obesidad.

La causa más común de impotencia parece ser la aterosclerosis, una lesión de los pequeños vasos sanguíneos que controla el flujo sanguíneo al pene. Los especialistas advierten que la disfunción eréctil aterosclerosis puede conducir a tiempo al desafío del ataque cardíaco en los hombres.

¿Cuales son los síntomas?

La incapacidad para alcanzar o mantener una erección es la manifestación más clara de esta condición en los hombres. Sin embargo, aún pueden tener sentimientos de ira o culpa y pueden caer en depresión.

Pueden perder su interés en el sexo, lo que daña una relación en la que están.

¿Cómo se diagnostica la impotencia?

No hay pruebas especiales para detectar la impotencia, pero los médicos pueden realizar varios análisis de sangre para encontrar los problemas fisiológicos subyacentes a la afección. Por lo general, la impotencia se detecta en un examen físico, en el interrogatorio del paciente y en función de los síntomas.

¿Cómo se trata la impotencia?

El tratamiento de esta disfunción eréctil depende del establecimiento de la causa que la causa. El primer paso es la presentación a un médico general que puede guiarlo para realizar análisis específicos para detectar estas causas. Dependiendo de esto, puede prescribir una terapia adecuada. También puede ayudarlo a hablar con su pareja sobre este delicado afecto. La consejería sexual puede ser una idea a considerar para superar las complejidades psicológicas.

Dependiendo de las causas de la disfunción sexual, el médico puede recomendar una variedad de medicamentos que tienen el papel de mejorar la vida sexual del hombre. Otros métodos terapéuticos son:

  • cirugía vascular;

  • el implante de pene;

  • inyección con sustancias vasoactivas;

  • bomba de vacío

Cambiar el estilo de vida es esencial para resolver los problemas sexuales en los hombres. Estos incluyen:

  • una dieta equilibrada basada en vitaminas y minerales, pero también nutrientes esenciales;

  • dejar de fumar

  • deporte;

  • consumo moderado de alcohol;

  • reduciendo el nivel de estrés.

Si los médicos no detectan ninguna causa orgánica subyacente a la impotencia y el cambio de estilo de vida no ayuda mucho, se indica un asesoramiento psicológico que podría detectar causas psicológicas que obstaculizan la satisfacción sexual.

Etiquetas Impotencia infertilidad masculina